Reino Unido

En el año 2050 imagino a Europa unida en los valores que se dictan en la Unión Europea.
Pero para alcanzar esa unidad primero tenemos que hacer un repaso y ser conscientes de cuáles son esos valores y como se están llevando a cabo.
Por eso hablemos del ahora, done la Unión Europea en vez de sumar, está restando.
¿Y por qué está restando? Entre otras cosas, porque un Estado miembro se va. Reino Unido.
No les vamos a culpar a ellos, están en su derecho tal y como dice el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, y así ha sido votado por sus ciudadanos en referéndum, una votación respetable y digna de un Estado, que ahora con dolor tenemos que asumir el resto de los Estados miembros.
La culpa de esta resta, que puede derrumbar como un castillo de naipes los pilares de la Unión solo tienen un culpable, y somos nosotros.
O no hemos sabido fomentar la esencia por la que nos hemos unido, o hemos mirado hacia otro lado cuando el problema comenzó a expandirse por su población, un problema que se está expandiendo a pasos cortos pero tajantes por todas las poblaciones.
En primer lugar, ya no hay vuelta atrás, nada se puede hacer después de que el pueblo haya tomado la decisión de salir, y recordemos que los pilares de la Unión Europea son los europeos por encima de todo, entonces dejemos que salgan, y cuanto antes mejor. Porque cuanto antes salgan, antes tendremos el honor de que vuelvan. Porque si, porque es un honor para esta comunidad sumar países y no restar.
Hemos dejado de fomentar la esencia, el alma, la creencia y los valores, que es lo que hizo posible el surgir de la Unión en una Europa tan especial y diversa. Estamos dejando de lado lo más importante de todo, que es la posibilidad del conocimiento entre europeo y europeo.
Las cuestiones económicas, industriales, agrarias etc. Son de vital importancia, pero jamás olvidemos la esencia de por qué estamos aquí, que es lo que nos une realmente, que nos hace especiales y que es lo que nos empuja a continuar. No es que lo diga yo, lo dice la historia, el pueblo es soberano, y si se falla al pueblo el pueblo se va, y con él toda la esperanza.
De esta manera quiero decir, que como humanos y como comunidad aceptemos que cometemos errores y pasamos por crisis, y aceptemos también que los errores se pueden enmendar y las crisis superar. A sí que manos a la obra, y no dejemos para mañana lo que para el año 2050 como dije al principio, puede hacerse realidad.

Add comment

Your email address will not be published.